Aprendiendo el mundo

En el año 2013, iniciamos este camino de dar recursos para jugar con nuestros niños. En ese momento, nuestros hijos también eran niños y veíamos como en nuestro alrededor los pequeños reclamaban por más atención, más cuerpo y más presencia de sus padres. Sabiendo y aprendiendo sobre la importancia del juego, abrimos este espacio para compartir nuestras ideas y abrimos la puerta a nuestro Tiempo para Jugar. Un lugar donde encontrar un hueco en las ocupadísimas agendas para lo mas importante y lo que nos motiva a seguir día a día. Ser felices junto a nuestros niños.
Asi nos veiamos en el 2013

Con el tiempo y con los pasos dados,  el camino del aprendizaje y la educación de nuestros pequeños nos empezó a hacer un poco de ruido.
Teníamos la falsa ilusión de que el aprendizaje seria un lugar de placer y los niños disfrutarían de ese espacio. Pero no fue así. Vimos con tristeza niños sentados, silenciados y limitados a cumplir reglas y pautas que no tienen mucho que ver con estimular el aprendizaje del mundo.
Iniciamos así una búsqueda de sentido a todo lo que estaba pasando, buscando ampliar en nuestras vidas el conocimiento educativo y llegamos a las pedagogías alternativas.
Pedagogías que tienen muchos años pero no todos conocen. Pedagogías que en muchos países ni siquiera son opción sino silencio. No sabemos el porque.

Muchos dicen que son inviables económicamente, a lo cual si es política de estado y si el bien es de todos, debería ser prioridad, pero no voy a meterme en discusiones económicas porque el justificativo que vemos más grave es : “porque no los prepara para la vida real” … mmmm
Un edificio cerrado, al que no se puede entrar, con niños abarrotados en aulas, sentados, silenciados, todos dela misma edad y de los que se espera que evolucionen al mismo tiempo … tampoco es real. Los niños no son iguales, son TODOS diferentes, los adultos también.
Esperar que su desarrollo sea al mismo tiempo, es forzarlos a una frustración  constante, a una comparación y competencia desgarradora, que mella no solo las relaciones de los niños con el aprendizaje, sino consigo mismo y con sus compañeros, amigos, familia y entorno, dándoles siempre un parámetro en el cual encontrarse en falta.

Basta ! No queremos esto. No queremos que se silencien niños a los 5 años y que luego a los 13 se quejen de ellos que se dejan manipular, que no tienen interés en nada … han pasado toda su infancia evitando que opinen, que contradigan, que discutan y ahora quieren voceros de los derechos y de la libertad. Así son los adultos de contradictorios.

Pero … siempre hay un pero. A la escuela hay que ir. Los docentes hacen todo lo que pueden por adaptarse a los cambios pero los planes curriculares los corren con el reloj, con las reglas , con las notas , los reclamos … somos todos puntitos dentro de la foto, siempre igual, del Sistema Educativo. ¿ Entonces que hacemos ? No siempre educar en casa es interes u opcion y no podemos dejar a la suerte de un docente inspirador, el futuro de nuestros hijos en relación con el aprendizaje, el descubrimiento de sus talentos y el interés por el saber.

Entonces hay que acompañarlos. Esta es la época de Internet, de recursos , de conexión, estamos a un clic de muchas cosas. Hay que aprovechar ese recurso.
Primero debemos “seguir al niño”, como Maria Montessori decía. Mirarlo, ver sus intereses, saber que quiere, que le gusta, que necesita y preparar un ambiente rico y cambiante que lo acompañe en el descubrimiento.
Tenemos que salvar esa brecha que deja la escuela entre el proceso propio y el plan educativo.
Acompañarlo en esos otros intereses, que son los que le van a proporcionar la herramienta primordial para aprender, la pasión.
¿ Como lo vamos a hacer? Haciendo el niño aprende, y el niño hace jugando así que hagamos un tiempo para jugar.

¿Y que pasa cuando llega a la primaria? También juega !! Los juegos son mas dirigidos, con más reglas, pero se juega. La propuesta es como transformar en juego esos contenidos que suelen ser tediosos, como jugando asimila conocimientos y como un examen escolar no termina fastidiando a toda la familia. Esta es nuestra nueva propuesta, crear un espacio de acompañamiento pedagógico para seguir jugando cuando pareciera que ya no se puede, no se debe o no se quiere.

Traeremos opciones, de muchas pedagogías, Montessori, Waldorf, Reggio Emilia etc . Utilizaremos las bases de las matemáticas manipulativas para esta, malamente, temida área. Haremos lapbooks, educajas  y muchos recursos para que los chicos investigues. Usaremos tecnologías, existen y hay que saber usarlas. Programaremos !! Siii… el pensamiento computacional es un elemento super interesante para desarrollar el pensamiento lógico y la resolución de problemas … el mundo es tan grande y los chicos deben tener la posibilidad de tomarlo y transformarlo. Es nuestro compromiso crear contenidos y propuestas que sean potenciales recursos para esos momentos en que se cree que no hay tiempo para jugar … hagamoslo !!